Niveles de prevención



Para Aldeas Infantiles SOS Ecuador la prevención es un enfoque y un proceso de abordaje integral que procura el desarrollo de capacidades de corresponsabilidad, exigibilidad y abogacía comunitaria centrado en el derecho a vivir en familia; parte de visibilizar las problemáticas de la comunidad, la generación de conciencia, la transformación de las relaciones de poder y el fortalecimiento del tejido social, respetando el marco de derechos y en un territorio definido. 

De igual manera, asume la protección como un conjunto de acciones inmediatas enfocadas en el cuidado de niños, niñas y adolescentes con estándares de calidad que permitan la restitución de derechos y la prevención de nuevas vulneraciones, y que además les facilite el ejercicio progresivo de sus derechos mediante empoderamiento y participación. 

Comunidad protectora y sistema local de protección de derechos
 
Las familias y organizaciones se activan para promocionar el trato afectuoso y positivo a niños, niñas y adolescentes, identificar los riesgos de vulneración de sus derechos y restituirlos, si fuesen violentados. Igualmente, a través de redes desarrollan acciones de formación y capacitación, movilización comunitaria y difusión de su accionar, con el propósito de alcanzar a más familias y motivarlas al cambio. El reto es pasar de comunidades expulsoras de niños(as) a comunidades que los acojan y protejan.
 
De esa manera, es posible imaginar a líderes barriales o comunitarios, representantes de organizaciones locales y nacionales dialogando, acordando y ejecutando acciones encaminadas a cualificar sus capacidades (o factores protectores) en la protección integral de niños(as) y posicionándolos como sujetos activos de derechos, respaldados por las organizaciones corresponsables de garantizárselos. 
 
Como puede intuirse, lo ideal sería que las comunidades –empoderadas- promuevan la conformación y funcionamiento de estas instancias defensoras, constituyéndose así en aliadas de la prevención. El Código de la Niñez y la Adolescencia ofrece el respaldo jurídico para conformar los Concejos Cantonales de la Niñez y la Adolescencia (Art. 201-202-203) y las Juntas Cantonales de Protección de Derechos (Art. 205-206-207).
 
Aprovechando aportes de áreas como salud y gestión de riesgos en desastres, Aldeas Infantiles SOS Ecuador ejecuta simultáneamente los siguientes niveles de prevención:

💙 Prevención primaria

Se inicia el trabajo en un territorio priorizado y coordinando con las organizaciones locales. Se dice que para cambiar una realidad primero hay que conocerla, por eso, a la luz de estadísticas sociales amplias, se ejecuta un autodiagnóstico (o diagnóstico participativo) del sector que será una herramienta de trabajo para las organizaciones y para el Equipo técnico que acompaña el proceso.

En el nivel primario el propósito es construir comunidades  protectoras. Es decir, reducir los factores y conductas de riesgo y elevar los factores protectores de las familias (responsabilidad, cuidado, afecto). Es el mejoramiento de la calidad de vida mediante el empoderamiento de los sujetos sociales.
 
💙 Prevención secundaria
 
Aquí se trabaja exclusivamente con familias focalizadas. Se busca potenciar a las comunidades para disminuir los riesgos y todas las acciones deben apuntar a elevar las capacidades de las familias y comunidades que afrontan conflictos. No solamente se capacita sino también se acompaña cada uno de los  procesos. 

Indudablemente, también implica estrategias de desarrollo comunitario. El aprendizaje enfoca al tratamiento activo de distintas problemáticas sociales como abandono infantil, maltrato y violencia, consumo, entre otros. En este nivel se fortalece la conformación de grupos de auto mutua ayuda (AMA), que son interesantes mecanismos de empoderamiento familiar y comunitario. La ruta se va completando así: conozco mi situación y me involucro para mejorarla.
 
💙 Prevención terciaria

Se trabaja directamente con NNA que han perdido el cuidado familiar. Aldeas Infantiles SOS Ecuador ejecuta las acciones idóneas para restituir y reparar ese derecho vulnerado. Aquí no solo se habla de rehabilitación o reinserción en un ámbito social, sino de participación como un escenario que promueva actoría de los sujetos sociales y la defensa de sus derechos.
 
Por eso, aplicando la normativa nacional e internacional en vigor, se definen modalidades alternativas que respondan a la historia, necesidades y condiciones particulares de cada niño(a); elección que se da en base al interés superior del niño o adolescente, su derecho a participar en las decisiones que lo atañen directamente, su edad y capacidad para escoger las mejores alternativas para su futuro.